La Sociedad Humana Resolverá Sus Problemas Sociales Y De Salud?

Cesar Cuero

Resumen


[Will the Human Society Solve Its Social and Health Problems?]

El cáncer de cuello uterino sigue siendo un problema de interés universal, por su alta presencia entre las mujeres en todas las latitudes. Si bien su detección, se hace a través de un procedimiento el Papanicolaou, en diferentes áreas de nuestra América, el número de casos va en aumento. Y muy a pesar de que cada año se dedica todo un mes para que las mujeres tomen conciencia y se vayan a evaluar.

En un interesante trabajo, presentado en este número dela revista, que tiene como objetivo el evaluar la capacidad de la citología cervicovaginal convencional en detectar recurrencias en el seguimiento de pacientes tratadas por cáncer cervicouterino. El 65% de las pacientes seguidas, presentaron recurrencia de su cáncer uterino, y solo en el 11% de los casos el método. Por lo que se demuestra que La citología cervicovaginal de rutina no es una herramienta adecuada para estos casos por su baja sensibilidad. Es preocupante que la mayoría de los casos de recurrencia tenían prueba de citología cervico vaginal negativa, por lo que no está indicado el hacer esta prueba cada vez que la paciente va a cita, sino una vez al año.

Por otro lado, la depresión es un problema de salud pública universal, tal como lo ha reconocido la Organización Mundial de la salud, conocida como OMS, una entidad de las Naciones Unidas. Sus números son preocupantes. Se estima que más de 300, millones de personas la padecen a nivel global, y esto implica gente de todos los estratos sociales, lo cual es alarmante, pero más el hecho de que casi un millón de personas fallecen cada año por esta causa, en todo el mundo. Sin embargo, es poco lo que se investiga y publica en América Latina, al menos, sobre este problema. Por ello es loable el esfuerzo que hacen los autores en el trabajo presentado aquí, sobre este problema, y que retrata la situación de la depresión en la mayoría de los países del continente. Un problema serio, que muchísima gente lo padece, no habiendo suficiente recurso humano para tratarla y adicional hay poca información al respecto. Como es de esperarse, las personas que viven en áreas urbanas son más propensas a presentar depresión y sobre todo las mujeres, al compararse con personas que viven en áreas rurales. Por ende, la tasa de suicidios ligados a la depresión es mayor donde hay más casos.

Otro problema social es el de los derechos sexuales y reproductivos, reconocidos como parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo documento han firmado en las Naciones Unidas la mayoría de los países miembros. De acuerdo a esto, la persona tiene el derecho de tomas decisiones, informada, orientada y en completa libertad sobre educación sexual y reproducción. En la práctica, hay un desconocimiento generalizado, sobre el tema y la llamada sociedad civil se encuentra dividida sobre qué acciones tomar. Tomemos como ejemplo el aspecto de la educación sexual en los niños y adolescentes. Es esto responsabilidad de los padres? De la sociedad? Del colegio? Hasta donde se puede llegar con relación al tema sobre todo con los niños?

Estos temas, son causa de una agitada controversia en los países de este lado del mundo, en tanto que en países europeos se maneja el tema con mayor libertad y tranquilidad, sin tantos abismos con tendencias a soslayar la tranquilidad de la sociedad y del hogar. Creemos que es una cuestión de actitud y educación ciudadana. Todos tenemos la obligación de informarnos primero, antes de emitir una opinión al respecto. Pero no es así y tenemos que se emite parecer sobre el tema, en la más completa acefalia de información. El trabajo presentado al respecto, en este número, evidencia, dentro de la población universitaria, el desconocimiento general sobre estos derechos. Todavía queda mucho que hacer al respecto.


Texto completo:

[PDF]

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Académia Panameña de Medicina y Cirugía. Derechos reservados 2013. Un servicio de Infomedic International S,A.